jueves, 9 de junio de 2011

MI PRIMERA COMUNIÓN


Fue el sábado 21 de mayo de este año 2011 en que juntos compartimos un maravilloso momento, nuestra Primera Comunión. La ceremonia se celebró en la Capilla del Instituto La Salle, nuestro querido colegio, y junto con el Padre Diego, nuestras familias, amigos y docentes recibimos a Jesús para no separarnos de Él nunca más.


Aquí van algunas reflexiones de Uds. chicos, después de este lindo momento vivido.

"Para mí tomar la comunión fue recibir el cuerpo de Dios." Gonzalo S.

"Me sentí un poco nervioso por si me equivocaba, cuando leí me temblaron las piernas." Arian

"Me sentí más cerca de Dios." Ana Belén

"Para mí recibir a Jesús fue nacer de nuevo." Juan Ignacio

"Siento que tengo a Jesús como amigo, que está en las buenas y en las malas." Coni

"Me siento con más emoción, felicidad y alegría" Patricio

"Me preparé llena de alegría y de emoción." Triana

"Me siento libre de pecados y muy feliz" Javier

"Fue un momento muy especial encontrarme con Jesús." Cami

"Me dio mucha alegría y ganas de llorar.! Juan Ignacio C.

"Fue un momento muy especial encontrarme con Jesús." Flor B.

"Siento que puedo contar más con Jesús, estoy feliz." Agostina

"Tomar la comunión es un regalo de Dios." Agustín D.

Me encantó tomar la comunión junto con mi familia." Nico I.

Me sentí muy feliz de poder acompañar a mis compañeros." Germán

"Me gustó recibir a Jesús y pasarlo con la gente que quiero." Pilar

"Me siento más cerca de Dios y esto me hace bien." Victoria

Estar cerca de Jesús con mi flia y reflexionar me hace bien" Valentina

"Sentí que volví a nacer" Micaela

"Siento paz y felicidad adentro mío." Julián

"Me sentí relajado y libre acompañado por Jesús." Iván

"Hicimos un compromiso de ser mejores personas" Oriana

"Me siento más cerca de Jesús." Ramiro

"Recibí por primera vez el Cuerpo y la Sangre de Jesús." Agustín L.

"Sentí que Dios estaba más cerca y que yo estaba cambiando." Francisco

"Presto más atención, estoy mejor que antes." Débora

"Relexioné acerca de respetar más a mis padres y ser mejor compañero." Ulises

"Sentí que se abría una puerta en mi corazón." Sol

"Me sentí contento, nervioso y emocionado." Lucas O.

"Es una experiencia única que no voy a olvidar." Tomás

"Nos reconciliamos con Jesús y con nosotros mismos." Matías

"Seguro que me voy a pelear menos con mi hermano." Tomás B.

""Voy a mejorar para no pelear y llevar malas notas a mi casa." Lucas M.



jueves, 21 de abril de 2011

miércoles, 20 de abril de 2011

Compartir la Mesa con Jesús

En su tiempo, a Jesús le gustaba mucho compartir comidas y festejos. Eran momentos de encuentro. En ellos podía conocer mejor a quiénes lo rodeaban, y aquellos que compartían con El esos encuentros tenían la posibilidad de conocerlo mejor. La clave de la mesa es la igualdad. Imitándolo a Jesús nos reunimos en el patio para compartir el PAN.

jueves, 31 de marzo de 2011

Libres para nacer de nuevo en comunidad-Año 2011-

¡Qué lindo volver a encontrarnos! Este año nos reuniremos en los encuentros de Catequesis. Trabajaremos el lema en cada uno de los contenidos que nos propone el 5to año en especial el momento para el cual nos hemos preparado durante años La Comunión.

Estamos viviendo el Tiempo de Cuaresma por lo que les dejo una lectura para compartir en flia y en clase.



Cuaresma

Cuatro, cuarenta, cuarenta y cuatro, cuaresma, son palabras que se parecen entre sí. A lo mejor tú tienes cuatro años, a lo mejor tu mamá tiene cuarenta años y tu papá cuarenta y cuatro.

Y Cuaresma ¿qué significa? La Cuaresma es un tiempo del año que consta de cuarenta días en que los cristianos celebramos y recordamos los últimos días que vivió Jesús antes de morir aquí en la tierra.

Cuando tus abuelos o bisabuelos eran niños como tú, la Cuaresma era un tiempo muy especial, eran días tristes en que en las iglesias se tapaban los santos con paños morados y las señoras iban a Misa con velos negros sobre sus cabezas y los días viernes no se comía carne por nada del mundo. Todo esto para no olvidar que Jesús sufrió mucho y murió por nosotros colgado en una cruz.

La Cuaresma no siempre cae en una fecha exacta. A veces la celebramos entre Febrero y Marzo, otras veces, entre Marzo y Abril. Pero siempre comienza en un día miércoles que se llama Miércoles de Ceniza y termina con el Domingo de Ramos.

Tú te preguntarás qué tiene que ver la ceniza con Jesús. ¿Sabes acaso lo que es la ceniza?. Es un polvo oscuro que resulta cuando el carbón, o la leña o un cartón se queman. Hasta una casa puede convertirse en ceniza después de un incendio.

Se llama Miércoles de Ceniza porque a las personas que van a Misa ese día, el sacerdote les hace el signo de la cruz en la frente con sus dedos untados en ceniza.

Si tú vas a Misa ese día, también te puedes poner en la fila y el sacerdote te pondrá un poquito de ceniza sobre tu frente.
.

Domingo de Ramos

Cuando un rey, o el presidente de un país visita otro país, las autoridades y miles de personas salen a las calles y lo saludan con pancartas, papel picado, banderitas y hasta flores. Y a veces se sube a un auto descapotado muy elegante para que todos puedan verlo desde lejos ¿verdad que sí?

Bueno, algo parecido le sucedió a Jesús. El domingo antes de morir se dirigió con sus amigos a la ciudad de Jerusalén. Le pidió a uno de sus discípulos que consiguiera prestado un burrito para entrar a la ciudad. Montó sobre él y seguido de sus amigos entró a la ciudad. Una gran multitud de gente salió de sus casas al encuentro de Jesús. Habían oído muchas cosas hermosas de Él, de su amor por los niños, por los pobres, de la sabiduría de sus palabras, de que sanaba a los enfermos.

Entonces, cuando lo vieron montado en un asno se acercaron lo más que pudieron agitando entusiasmados ramos de palma y olivo. Y gritaban llenos de alegría: ¡“Viva, viva. Aquí llega el Rey, el Mesías. Bendito sea el que viene en el nombre del Señor”!

Jesús recibía estos saludos con una sonrisa humilde y mucha paz.

El burrito se portó muy bien, no protestó, al contrario caminaba contento de llevar sobre su lomo al Hijo de Dios.

Que este tiempo sea un "tiempo de reflexión y de encuentro con Jesús, con nosotros mismos y con nuestros hermanos" Con cariños, Adriana